Sofitel: Sueños Púrpura

Sofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie Martins

Después de haber pasado tanto tiempo en Malta (ya que estoy viviendo ahí), ¡era tiempo de viajar de nuevo! Esta vez, ¡Marruecos fue mi siguiente destino! Y Rabat mi primera parada.

Siempre he tenido una muy buena impresión sobre Marruecos, su gente genuinamente amigable, su histórica Mdinas, sus noches mágicas, su increíble comida, y su cautivante cultura. ¡No podía esperar más para visitar este país de nuevo!
No era mi primera vez en Marruecos. De hecho, mi primer viaje fuera de Europa fue a Tánger cuando tenía 17 con mi mejor amiga. No sólo hicimos amigos para toda la vida, sino que también construimos fabulosos recuerdos.

Desde entonces, Marruecos siempre ha tenido un espacio muy especial en mi corazón.

Mi viaje de 1 semana a Marruecos ya estaba muy bien planeado: pasaría 2 noches en Rabat, 1 en Casablanca para visitar el famoso Mosque Hassan II, otra noche en Fès, y continuaría mi camino a Atlas para pasar una noche en Uarzazat (El Hollywood de África). Terminaría mi aventura con 2 noches en Marrakech.

Si quieren moverse a través de Marruecos como yo, sólo hay 2 formas efectivas: tour privado o rentar un auto.
Después de mi experiencia en las Islas Caribeñas con los tours, opté por rentar un auto, ¡ya que nos da mucha más flexibilidad!
Llegamos a Rabat alrededor de las 8 PM.

Sofitel Rabat Melanie Martins

Este hotel alberga a la realeza, estrellas de Hollywood, príncipes y princesas, embajadores, presidentes, etc., así que podíamos esperar un buen servicio. ¡Pero de hecho fueron más allá de cualquier expectativa!

¡El lobby era mágico! En la entrada, había una hermosa fuente con rosas, y el lobby estaba completamente iluminado con velas y un ambiente acogedor. El espacio estaba lleno con sofás y sillones de terciopelo malva. ¡Definitivamente estábamos en el lugar indicado!
Durante nuestro registro, conocimos a Mariam, la encarga de relaciones con los huéspedes. Nos dio la bienvenida con tanta energía y buenas vibras, ¡que nos sentimos como en casa!
Mientras, el personal nos ofreció algunos dulces tradicionales y té marroquí. ¡Delicioso!
Luego fuimos con Mariam al ascensor para descubrir nuestra habitación.

Sofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie Martins

 La Suite 327

Mariam nos acompañó a la habitación y debo decir que cuando entramos, ¡no nos pudimos contener con tan increíble sorpresa!

Como pueden ver en las imágenes anteriores, no era una simple habitación, ¡sino una asombrosa y espaciosa suite! Había un armario enorme con una máquina de café, una caja de seguridad, té, vino, y champaña en el mini bar. Para los invitados, teníamos un baño extra. La suite tenía acceso directo a una muy amplia sala de estar. La recamara estaba a mi derecha después de una pared blanca al estilo moucharabieh, ¡y era tan grande como la sala de estar!

Tan pronto como entré en la suite, encontré galletas tradicionales en la mesa (¡yuppie!) y regalos de bienvenida en la cama (¡doble yuppie!), ¡lo cual obviamente mejoró mi alegría aún más!

Ya en la recamara, ¡el baño a la derecha era masivo! Con una gran bañera y dos lavabas, así como dos puertas: una para el retrete y otra para la ducha. Además, venía con una increíble colección de Hermes de champú, acondicionador, gel para ducha, crema para el cuerpo, etc.

La terraza, a la izquierda de la cama, ¡nos impresionó con sus asombrosas vistas de la ciudad y los jardines! Fue el lugar perfecto para disfrutar de un cóctel y contemplar la noche.

Debo admitir, ¡no hay otro lugar como éste!
“¡Bienvenida a Marruecos, Melanie!” dijo antes de dejarnos.

Sofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie Martins

So Spa

Como pueden ver en las imagines anteriores, el So Spa es muy lugar muy único con su propia identidad. Inspirado en el concepto Rose, este spa es uno de los más hermosos, brillantes, y espaciosos que he visto. Hay un enorme Hammam disponible tanto para hombres como para mujeres. Y varias habitaciones para masajes. Así como varios jacuzzis y sillas reclinables. El Spa tiene una sala de espera/relajación (si así la podemos llamar) donde pueden relajarse, beber té, y relajarse de nuevo.

Lo primero que probé fue el Hammam (la cual fue mi primera vez haciéndolo), ¡y lo amé! El Hammam consiste en 2 diferentes habitaciones con vapor húmedo y muy caliente (como un baño turco) donde se recuestan por un rato y, una vez que su piel está lo suficientemente mojada, se dirigen a la habitación de lavado. La mujer fue muy amigable, y atenta. ¡Tomó un gran cuidado de mí! No sólo removió todas las células muertas de mi piel, sino que también la hidrató con aceite de argán.

Después de este asombroso momento de paraíso puro, tomé un té en la sala de espera y mi masajista llegó 10 minutos después. Fuimos a una habitación hermosamente decorada y aromática para el masaje.

Me dio un masaje anti-estrés que me puso a dormir tan pronto como empezó.

Sofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie MartinsSofitel Rabat Melanie Martins

La Galería

La galería es un área para tomar café cerca del lobby donde pueden disfrutar de una degustación de diferentes tés acompañados con galletas especiales para la Marcha Verde. Primero probamos el Té de Rosas (la especialidad de la casa) y luego el té marroquí especial. ¡Ambos estaban llenos de sabores y absolutamente deliciosos! ¡El personal fue tan amigable y atento que incluso terminamos tomándonos una foto juntos!

Después de nuestra asombrosa degustación, fuimos a nuestra suite para alistarnos para la cena, ya que yo necesitaría al menos 2 horas para alistarme (¡Oh sí! Entre bañarme, cambiarme, maquillarme, cepillarme, etc.).

Una vez listos, Najoua, el director de Marketing, nos acompañó a nuestra mesa en el Restaurante Marroquí Tradicional Al Warda. El restaurante tenía música en vivo y un fabuloso cantante que nos entretuvo durante nuestra cena. ¡El personal estaba vestido tradicionalmente y como siempre nos ofrecieron un servicio perfecto y comida deliciosa! (reseña completa con fotografías aquí).

Najoua nos recogió una vez que terminamos y nos llevó al increíble Ambre Bar donde conocimos a baristas galardonados internacionalmente.

Luego terminamos la noche en el So Lounge que se convirtió en un club nocturno cerrando sólo alrededor de las 5-6 AM. Ya que era la Marcha Verde (una fiesta pública y famosa celebración), el club estaba bastante lleno y animado.

Si me siguen en Instagram y Facebook, probablemente ya han visto algunas de las fotografías de este club.

En conclusión, el Sofitel podría ser un hotel de 6 estrellas sin problemas, ya que van más allá de sus expectativas y nada parece imposible. ¡Ustedes lo necesitan, ellos hacen que suceda! ¡Un viaje increíble! ¡Gracias a Mariam, de relaciones con los huéspedes, y al resto del equipo que hizo de mi estadía algo inolvidable!

Si necesitan una verdadera experiencia lujosa en la capital, ¡no hay otro lugar al cual ir!
¿Ya han estado ahí? ¿Qué pensaron de este hotel?

Les deseo lo mejor,

Besos

Si necesitan más información sobre este hotel, por favor lean mis reseñas en TripAdvisor:
Sofitel;
Golden Fish Restaurant;
Al Ward Restaurant;

Créditos
Autor: Melanie Martins
Fotografia: Diogo Novo
Qué estoy vistiendo: Vestido de Karen Millen, Zapatos y Bolso de Guess

1 comment

  1. Hallo Ihr Lieben,euer Reisebericht bis Heute liest sich sehr spannend und so wie es rüberkommt habt ihr ganz viel Spass dabei.Bin gespannt wie es weitergeht und habe beim Lesen das Gefühl mit euch zu Reisen.Gestern beim Treff im Turm haben wir dich vermißt und hoffen dass du das nächste mal wieder dabei bist. Alle waren neugierig auf den Re.ebberichtiLiese GrüsseSonja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *